Banner

lunes, 22 de abril de 2013

Y los amarillos siguen siendo nuestros hijos


Cuando el Rojo gana la semana es diferente, ese ambiente de emoción, de triunfo se queda impregnado en el ambiente, ese sentimiento de gloria solo lo sabemos los verdaderos hinchas de El Nacional.


Una merecida y ansiada victoria que nos recupera en la tabla de posiciones, pero tampoco hace que nos olvidemos que el equipo esta desprotegido, primero con declaraciones de un dirigente del equipo ansioso de superar la crisis del club, con la presencia de la hinchada visitante y el menosprecio a la hinchada del Rojo, la presencia de la hinchada de El Nacional no fue la ideal, pero si tenemos en cuenta que estábamos en la última posición esa general pintada de Rojo es un espaldarazo para el equipo, hay que mirar las últimas asistencias el Rojo de último mete más gente que los noveles campeones, o las reinas que hacen gala con estadios vacíos.



Agreguen los valores de las entradas castigando a la hinchada local. Como geniales ideas que niños pagaban boleto, ustedes no se imaginan cuanta hinchada del Rojo se quedó afuera porque fueron con sus hijos e hijas, y de la fila tuvieron que salir y si alcanzaban comprar más entradas, o el caso, de personas que no entraron porque la entrada a otras localidades estaba a 8 usd. (la más barata) y no les alcanzaba. Muy fácil se olvida que los niños son el capital, nuestra futura hinchada.



Estos hechos fueron fácil de corroborar por un error involuntario quizá, si los que conservan aún su boleto pueden notar que el partido esta programado para las 12:00 horas y cientos de persona estuvieron afuera, cuando ya se escuchó los gritos de festejo por el gol de la visita, muchos se extrañaban, en el boleto estaba a medio día.




En lo futbolístico el equipo tuvo mucha entrega, jugo mejor, logro una victoria merecida ante un rival que jugó con 10 elementos que en momentos contragolpeaba y llegaba con posibilidades, pero no tuvo suerte y el Rojo esta vez si la tuvo, con un primer gol fruto de un desvió del defensa rival, y el segundo un remate preciso para marcar el gol del triunfo y devolver la alegría a la hinchada criolla que buena falta nos hace.



Y finalmente algo que reconocer del equipo, que muy rara vez lo hace, no se sabe si fue voluntario o les nació pero ir a la sur a felicitar a la hinchada es un gesto muy noble, porque somos un solo club, un solo sentimiento, ¡Solo Nacional! 




Siempre te sigo de pequeño, 
No hay duda que somos Carnaval... 
Nosotros no somos una moda... 
Nunca te voy abandonar.... 
dale dale dale Rooo, dale dale dale Rooo... 
la Marea se merece ser campeón

2 comentarios:

  1. MUY BIEN MAREA, ASI SE ALIENTA, MUY BIEN BI-TRI ASÍ SE GANA!! (\)

    ResponderEliminar
  2. Que bien ese aguante de la hinchada,bien marea,bien Nacional.y ahora que diran los dirigentes?

    ResponderEliminar